Valle del Jerte
Tornavacas

    Participa en la Reconquista durante la «Batalla de la Vega del Escobar», siglo X, donde adquiere su nombre y el escudo de armas. Tornavacas se refiere a «tornan las vacas», expresión de Ramiro II. Muchos de estos animales, con teas encendidas en los cuernos, fueron lanzados de noche contra el ejército moro, provocando una gran confusión y siendo causa de su derrota.

    Esta villa fue cabeza del señorío que los Álvarez de Toledo instauraron en el Alto Valle desde el año 1369. La localidad se ubica entre los impresionantes macizos de Gredos y la Sierra de Béjar. El término municipal acusa grandes accidentes en el terreno debido a las abruptas pendientes que se elevan a ambos lados del río Jerte, que alcanzan los 2400 m. de altitud en los montes del Calvitero.

 

    La calle Real de Arriba es un claro ejemplo de la arquitectura tradicional. Se alternan típicas construcciones populares entramadas o de mampostería, con edificios señoriales. En la Casa de la Inquisición, allá por el 1556, pernoctó Carlos I durante su peregrinación hacia el monasterio de Yuste.

 

    Tornavacas conserva un número importante de ermitas, consagradas al Santo Cristo del Humilladero, Santa María Magdalena, los Mártires, Santa Bárbara y San Martín

 

    La Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción es un edificio del barroco. Alberga retablos de los siglos XVII y XVIII. Destaca el mayor, de finales del XVII. Lienzos y tallas barrocas, especialmente la magnífica imagen anónima del Santísimo Cristo del Perdón, de gran devoción en el Valle, entronizada en 1645.

 

FIESTAS

 

2 DE Mayo: Noche de las Hogueras.

 

3 de Mayo: Bendita Cruz de Mayo. Romería.

 

En Junio (variable): Corpus Cristi.

 

14, 15 y 16 de Septiembre: Santísimo Cristo del Perdón.

 

20 y 21 de Septiembre: Feria del Ganado.

 

Extensión: 76’8 Km2     Altitud: 871 m.     Habitantes: 1416