NUESTRAS SETAS: CONSERVACIÓN Y RECETAS

RECETAS CON SETAS

BOLETUS CAÑAREJAS COLMENILLAS CRIADILLAS DE TIERRA
NÍSCALOS SETAS DE CARDO SETAS DE CHOPO VARIAS
Sobre una mesa se ven distintos recipientes con setas

Se ha acusado falsamente a las setas de ser un alimento poco nutritivo. Si bien contienen pocas grasas e hidratos de carbono, constituyen un alimento bastante rico en minerales y vitaminas.

 

A pesar de que se haya querido afirmar que las setas pueden constituir un sustituto de la proteína animal, el contenido en proteínas de las setas es relativamente bajo y no se acerca en absoluto al que contienen las carnes animales (sobre un 25 %), o el pescado (sobre un 20 %), ni siquiera a las que contienen las legumbres, los cereales o los frutos secos (sobre un 15 %). Su contenido medio es similar al de las verduras (entre un 2 y un 7 %), excepto cuando están deshidratadas, que contienen un 9 %.

 

Las setas destacan más nutricionalmente por su contenido en minerales y vitaminas. Son una buena fuente de potasio (sobre el 1,5 %). El potasio resulta muy interesante en el equilibrio de los líquidos del organismo. Este mineral constituye un contrapunto frente al sodio, por lo que ayuda a eliminar líquidos corporales al aumentar la micción. El potasio ayuda a reducir la retención de líquidos y resulta adecuado en otras anomalías en las que el aumento de micción resulta conveniente.

 

Además de potasio, las setas contienen mucho fósforo (sobre el 1,5 %). El fósforo, que resulta tan necesario en la formación de los dientes y de los huesos, ayuda también a realizar las actividades mentales o a mantener el organismo más tranquilo evitando el estrés. Un buen plato de champiñones puede ayudar a los estudiantes en sus trabajos escolares.Sin embargo el mineral que más destaca por su elevado contenido es el selenio, llegando a alcanzar en algunas setas una proporción de más de 20 mg. por cada  100 gr. de peso. El selenio juega un papel muy importante como antioxidante, previniendo la degeneración de las células por parte de los radicales libres. En la actualidad se están realizando estudios exhaustivos sobre la importancia de este mineral en la prevención del cáncer.

 

 Unos buenos niveles de selenio son necesarios para mantener una buena fertilidad tanto masculina como femenina.