Plasencia Plasencia Monumental

 La historia jamás escrita

   Mucho se ha escrito sobre Plasencia. Diversos autores sostienen la antigüedad de nuestro solar. El privilegio fundacional concedido por Alfonso VIII en 1186, "expresa que la ciudad se levantó (in loco qui anticus vocabatun Ambroz), o sea (en el lugar que antiguamente se llamaba Ambroz)". Juan de Mariana, acreditado historiador, en su "Historia de España", escribe: "Fue asentada la ciudad en el fin del reino e ilustrada de obispo donde primero había una como aldea llamada Ambroz". En el siglo XV, don Alonso Fernández: "Historia y Anales de la Ciudad y Obispado de Plasencia" se remonta a época griega y referencia el término Ambracia como anterior al de Ambroz. Luis de Toro, médico placentino, , en su: "Descripción de la Ciudad y Obispado de Plasencia", editado en 1573, habla de tiempos remotos, canto encendido de la ciudad y de la diócesis, monumentos, personajes y naturaleza. Hace referencia a importantes datos referidos al siglo XVI en materia médica y costumbrista. Otros autores a mencionar: Juan Correas Roldán, José María Barrios y Rufo.

   Dos personajes escribieron sobre Plasencia en el pasado siglo: El médico Celso Monje, que negó de forma obstinada toda antigüedad a la ciudad anterior a los días de su fundación, llegando su intransigencia y soberbia a no ver lo evidente, lo que delante de sí tenía, por ejemplo, el Puente de las Piedras Viejas (Puente de Trujillo), el del arroyo Nieblas, también romano, así como Fuentidueñas.

   Alejandro Matías Gil, autor de las famosas "Siete Centurias de la Ciudad de Alfonso VIII", fechadas a finales del XIX, no hace referencia con detalle ni con amplitud de la Guerra de la Independencia contra los franceses ni de la desamortización de Mendizábal, aspectos de gran trascendencia en España y que causaron gran daño a Plasencia.

   La historia del hombre primitivo no está estudiada de manera sistemática ni científica. Don Marcelino Sayáns en "Arte y Pueblos Primitivos de la Alta Extremadura" hace muy buen trabajo al respecto; referimos también los de Vicente Paredes, J. R. Nillida, Martín Almagro..., se estudian aquí los yacimientos arqueológicos de Berrocalillo, Boquique, Fuentidueñas, Plasencia la Vieja (Villavieja)...

   En su momento debieron ser estudiadas las sepulturas excavadas en roca, halladas en las inmediaciones de la Iglesia de San Pedro.Recientemente se encontraron las de la calle la Rosa y también las de San Martín, con anterioridad.

   Son materia de estudio las sepulturas existentes en la finca Navalonguilla y, sobre todo, el santuario del hombre primitivo existente en la dehesa de San Polo.

   Ahora hay gente joven preparada que podría hacer una tarea no exenta de dificultades, que sólo puede ser realizada con estudio, tesón y con la ilusión de aportar nuevos datos de la historia poco conocida de Plasencia, sin ánimo de aumentar más siglos a nuestra vida local, sino con el interés de completar lo mucho que ya tenemos.

 

                                                                                           Por José María Vázquez González.

                                                                                       Placentino inquieto, amante de su ciudad.

                                                                                Conocedor e investigador de la historia de Plasencia.

                                                                                 Colaborador y cronista del periódico Extremadura

 

 

Plasencia Monumental

 

...Entre peñascos

revestidos de verdura,

mirandose en el Jerte,

alza Plasencia

las moles de sus antiguos castillos

y en el centro, la fábrica

de sus inconclusa catedral.

(Don Miguel de Unamuno)

      AYUNTAMIENTO:

 

   Obra realizada entre 1517 y 1523, según proyecto original del artista Juan de Álava. La estructura arquitectónica de la fachada del edificio se compone de dos cuerpos con arcadas, un pórtico inferior y una galería superior. Posee dos torres cuadradas de sillería. En una de ellas se conserva el escudo del emperador Carlos V, igual al de la portada principal, y en la otra, airoso templete con la campana que golpea el querido "Abuelo Mayorga"

 

PALACIO DE MONROY O CASA DE LAS DOS TORRES:

 

   Edificio románico del siglo XIII, reformado posteriormente en el XIX. Conserva en la actualidad una portada de estilo gótico con dos leones de alto relieve y una de las torres con el escudo nobiliario de los Carvajales.

 

CASA DE LAS ARGOLLAS:

 

   Construida por Pedro Sánchez Grimaldo en el siglo XIII. Aquí se celebró la boda entre Juana la Beltraneja y el rey de Portugal. Escudos en la portada de la familia Nieto.

 

CASA DE LAS INFANTAS:

 

   Portada de gran empaque señorial. Bóveda central de arco de medio punto. La parte baja de la fachada con almahadillado y ornamentación clásica del renacimiento florentino. Obra del siglo XVIII.

 

CASA DEL DEAN:

 

   Palacio de gran empaque señorial arquitectónico. Realizado en el siglo XVII. Destaca en su conjunto arquitectónico el bello balcón esquinado. Sillería con portada adintelada con columnas toscanas. La balconada es de estilo neoclásico y orden corintio coronada por un impresionante escudo.

 

CASA DEL DOCTOR TRUJILLO:

 

   Palacete de estilo gótico. Torre con ventanas triobuladas y conopiales. Fachada con galería de arcos escarzanos y ventanas coloniales. En la actualidad alberga el Palacio de Justicia.

 

PALACIO DEL MARQUÉS DE MIRABEL:

 

   Imponente construcción del siglo XVI. Conserva elementos del primitivo edificio, que es del XIV, como es la portada posterior. Rigor defensivo y prestancia palaciega. Es de estilo renacimiento con partes góticas en su sector más antiguo.

   Unido a la iglesia y convento de Santo Domingo. Posee un pensil o jardín colgante, decorado con columnas y esculturas romanas, algunas de ellas son de Cáparra y Mérida.

 

PALACIO EPISCOPAL:

 

   Construcción del siglo XVIII, llevada a cabo sobre la obra primitiva del XV. Portada renacentista. Trasera del palacio, sobre la muralla, ejemplo de estilo colonial español.

 

IGLESIA DE SAN VICENTE FERRER Y CONVENTO DE LOS DOMINICOS:

 

   Fundado por la familia zúñiga en el siglo XV. Predominio del gótico en su interior y en las partes exteriores.   Fachada clásica del siglo XVII con columnas corintias. Precioso altar mayor con retablo renacentista. Obras pictóricas de la escuela española del siglo XVI, obra del pintor local Miguel Martínez y de su esposa Luisa de Quintana. Conserva el sepulcro de los fundadores.

 

IGLESIA DE SAN MARTÍN:

 

   Es el edificio de culto más antiguo de Plasencia. Realizada en el siglo XIII. Interior de tres naves. Retablo dorado y policromado, con obras de Luis de Morales "El Divino". Conserva notables retablos del renacimento y del barroco.

 

IGLESIA DE SANTA ANA:

 

   Convento de los jesuitas fundado por el obispo don Gutierre Vargas de Carvajal. Fachada principal del renacimento. Se conservan en su centro las esculturas de Santa Ana, la Virgen y el Niño. El templo se encuentra cubierto por un magnífico artesonado en forma de medio cañón.

 

PUENTE DE SAN LÁZARO:

 

   Construido durante la época del gótico. Edificado en el año 1498. Es el puente más antiguo de la ciudad.

 

PUENTE NUEVO:

 

   Realizado durante el reinado de los Reyes Católicos. En su parte central conserva un retablo de bella traza, de estilo gótico flamígero, realizado por el gran artista Rodrigo Alemán. Coronado por una hornacina con la Virgen de la Cabeza, se cierra con reja de hierro forjado. Debajo, el escudo de los Reyes Católicos.

 

ACUEDUCTO:

   Se cree que el autor fue Juan de Flandes. Se construyó en el siglo XVI.

 

PUERTA DEL SOL:

 

   Con orientacióin al Este. Obra del Renacimiento. Es notable el singular estudio de esteonomía en el despiece de sillares al interior y exterior en las dobelas de sus arcos. Se consigue así en ella la oblicuidad e incidencia necesaria de los rayos del sol. Esta obra arquitectónica se corona con la Virgen de la Paz. Escudo esculpido de los Reyes Católicos.

 

MURALLA:

 

   Se conservan en la ciudad restos de fines del siglo XIII, dobles recintos y algunas torres. Las puertas de la ciudad están orientadas hacia las poblaciones de las cuales toman su nombre: Puerta de Coria, de Talavera, de San Antón.

 

LA CATEDRAL:

 

   El edificio sobresale elegantemente entre el núcleo urbano de Plasencia. Se aprecian dos partes perfectamente diferenciadas: La Catedral Vieja, edificada entre los siglos XIII y XIV y la Catedral Nueva, construida a finales del siglo XV, prolongandose las obras durante la totalidad del siglo XVI. La paralización de estas obras permitió la supervivencia de parte de la antigua fábrica, que se iba derribando conforme avanzaban las obras de la nueva.

 

CATEDRAL VIEJA:

 

   Transición del románico al gótico. Las obras comenzaron en el siglo XIII. Consta de tres naves cubiertas con bóvedas de crucería, siendo mayor la central. La parte más antigua es la fachada de los Pies con portada románica abocinada, coronada por un nicho con la escena de la Anunciación. En 1270 se realizó la Sala Capitular, rematada por un cimborrio tardorrománico, en la linea de los modelos castellanos del área del duero, y la torre campanario. En el siglo XV siguen las obras y reparaciones hasta, prácticamente, el inicio de la nueva catedral. En otras intervenciones, se rematará durante este siglo el bello claustro gótico, del que, del que se conservan dos de sus laterales.

 

CATEDRAL NUEVA:

 

   Comenzada en 1489, monumental proyecto conforme a las realizaciones más avanzadas de su tiempo, proyecto inicialmente trazado por Enrique Egea y posteriormente continuado, en el siglo XVI, por Francisco de Colonia y Juan de Álava. En 1587 se intentó retomar las obras, quedando estas en corto plazo suspendidas.

   Fue planteada interiormente como un templo de tres naves de idéntica altura, de las que sólo se concluirá un tramo. Gran unidad espacial, monumentalidad y elegancia. La portada de la sacristía y dos monumentales fachadas a ambos extremos del crucero son de estilo plateresco.

   De su contenido artístico se puede destacar el retablo mayor, barroco de principios del siglo XVII. Esculturas de Gregorio Fernández y pinturas de Francisco Ricci. En la nave sobresale la sillería del coro realizada entre los siglos XV y XVI por Mateo Alemán. El coro se cierra mediante una bella reja realizada en 1604. Órgano en la iglesia y retablos de época barroca e imagen gótica del Cristo de los Doctores.

   Dentro del recinto del templo catedralicio se encuentra la bella Fuente del Cabildo, la portada del Antiguo Hospital y el Palacio Episcopal, con portada del renacimiento plateresco.

 

Ir a principio

de página