PERFUMES CASEROS

NECESITARÁS

Alcohol

Aceites esenciales

Glicerina

Agua destilada

2 botes o frascos

Esencia de un perfume

 

   Tenemos que aclarar, en primer lugar, que los ingredientes van a variar según qué queremos fabricar: Perfume o colonia, ya que los primeros son más fuertes que los segundos y, por lo tanto, su fragancia tiende a durar más. Las proporciones suelen ser:

     - Para los perfumes: 15 % de aceites esenciales, 65 % de alcohol, 15 % de agua y 5% de glicerina.

     - Para las colonias: 5% de aceites esenciales, 65 % de alcohol, 25 % de agua y 5 % de glicerina.

   Para las prácticas se puede utilizar un frasquito con cuentagotas, así, desperdiciando poco material, podemos ir acercandonos a lo que buscamos.

   1- El primer paso será echar el alcohol en un frasco e ir añadiendo los aceites esenciales muy lentamente. Podemos elegir la fragancia que más nos guste: Lavanda, romero, azahar, rosas...

   2- A continuación tapamos el frasco y agitamos bien para que se mezclen los ingredientes.

   3- En otro frasco mezclamos el agua con la glicerina líquida y lo añadimos al frasco del alcohol. Lo volvemos a agitar.

   4- Cuando hayamos terminado el perfume o la colonia debemos dejarlo reposar dos semanas en un lugar fresco y oscuro.

 

   Puedes comprar la glicerina en droguerías o grandes superficies y, como supongo que ya has montado tu destilador casero, ya puedes fabricarte tus propios aceites esenciales y tu agua destilada.

   Si quieres capturar el aroma de flores y dispones de poca cantidad lo que puedes hacer es macerarlas en alcohol. Mira este ejemplo para el jazmín:

   - Corta pétalos de jazmín y los vas introduciendo en un tarro de cristal con cierre hermético. Añade alcohol de 96º y lo mezclas todo. Tapa el frasco y dejalo en un lugar oscuro durante un mes, pero deberás abrirlo a diario para removerlo.

   Pasado el mes, cuélalo y ya estará listo para utilizar.