Valle del Jerte
Navaconcejo

   Surge siendo un Concejo Medieval; de ahí su nombre «Navas del Concejo»

 

   Durante el siglo XV acoge a los habitantes del poblado de «Peñahorcada», destruido por una crecida del río Jerte.

 

   Localidad enclavada en el corazón del Valle del Jerte. Típico ejemplo de pueblo-calle, estructura muy compactada en la formación de las manzanas de viviendas de su casco antiguo. Arquitectura entramada característica de la zona. Voladizos, grandes aleros y las amplias balconadas y solanas de madera.

 

   «La Fábrica» es una construcción fechada en 1625 de gran interés arquitectónico. Conserva dos sencillas fachadas con vanos adintelados.

 

   «La Casería» es una finca que alberga el convento franciscano de Santa Cruz de Tabladilla, actualmente muy transformado.

 

   Nuestra Señora de la Asunción es la iglesia parroquial de Navaconcejo. Es una obra de mampostería en los muros y cantería en esquinas y soportes, cuya trayectoria puede situarse entre mediados del siglo XVI, según escudo del obispo Ponce de León en la sacristía, y la segunda mitad del siglo XVII, según inscripción que consta en la torre. Una nave de tres tramos con arcos fajones de medio punto en el interior. Cabecera de planta cuadrada cubierta con bóveda de crucería con terceletes. Sobre la sacristía se eleva la torre, construcción de cantería con tres cuerpos y tejadillo superior. Respecto a su contenido mueble es necesario destacar el retablo mayor, obra del siglo XVIII. El templo cobija una interesante colección de tallas barrocas.

 

   En Navaconcejo se conservan dos ermitas barrocas. La del Cristo del Valle , realizada con mampuestos y refuerzos de cantería. Un retablo del siglo XVIII acoge la imagen de Jesús Crucificado, que preside la capilla mayor. La iglesia de San Jorge alberga un retablo del XVII con tallas, y, hasta hace algún tiempo, conservó la imagen de Nuestra Señora de la Peña, importante imagen de comienzos del siglo XVIII, hoy desaparecida.

 

   El Cristo del Valle, según hablan las leyendas, era llevado a Tornavacas, pero llegado a Navaconcejo no se pudo continuar camino por medio alguno.

 

   Dicen los relatos conocidos por los mayores que en el pueblo había una joven nodriza que, cacheada para que no introdujera alimentos, nutría furtivamente a su padre, preso de la inquisición, con la leche de sus pechos.

 

Extensión: 50’47 Km2.     Altitud: 458 m.     Habitantes: 2182