LICORES CASEROS

- Frutas a elección

- Vodka, alcohol etílico u orujo

- Azúcar

- Agua

- Embudo

- Colador

- Frascos de 1'5 l. con tapa

- Botellas con tapa hermética

- Filtros de papel

    Los licores de frutas son bebidas dulces, generalmente utilizadas para la sobremesa o para preparar distintos cócteles. Se suelen utilizar frutas de temporada.

     Lo primero es elegir una fruta madura, pero firme y jugosa. También se pueden utilizar distintas frutas para conseguir un sabor diferente.

 

PREPARACIÓN

 

     1- Lava la fruta y cortala en trozos. Luego triturala un poco, sólo lo necesario para liberar sabor. No las hagas puré.

     2- Coloca la fruta en una botella de 1'5 l. y llenala hasta los tres cuartos de su capacidad. Rellenalo con el aguardiente que has elegido dejando 1'5 cm. vacio en la parte superior. Cierra con la tapa hermética y colocalo en un lugar fresco y oscuro durante dos semanas.

     3- Una vez transcurrido el tiempo abra la botella y cuele el líquido con un colador hacia otro recipiente. Después se pasa por el filtro de papel (puede ser un filtro de café). Repetir el filtrado las veces necesarias hasta eliminar todas las impurezas.

     4- Ahora vamos a preparar un jarabe con agua y azúcar. La cantidad será aprox. la mitad de la que utilicemos para el licor. El jarabe se hará con esa cantidad de agua y el doble de azúcar. El agua y el azúcar se incorpora a una cacerola y se hierve a fuego medio, removiendo hasta que se forme un almíbar. Naturalmente el nivel de alcohol y de azúcar se puede ajustar a cada gusto. Se unen y remueven todos los líquidos.

     5- Utiliza un embudo cubierto con papel de cocina para eliminar posibles impurezas y dividelo en botellas individuales. Cierra bien con corcho o tapa hermética y... Listo.

 

LIMONCELLO

500 ml. de alcohol puro

700 ml. de agua

600 g. de azúcar

8 limones medianos

     1- Pelamos los limones con un pelapatatas dejando la menor cantidad posible de parte blanca y cortamos las cáscaras a trocitos.

     2- Echamos el alcohol en un bote y añadimos los trocitos de cáscara. Este es el proceso de maceración. Removemos todo y cubrimos el bote con papel de aluminio. Lo guardamos durante un mes en un lugar fresco, seco y oscuro. Lo agitamos un poco a diario.

     3- Ahora viene la segunda parte. En una olla ponemos el agua y la llevamos a ebullición. Incorporamos el azúcar y movemos para que se disuelva bien. Lo dejamos enfriar y lo añadimos al bote donde está el alcohol con las cáscaras de limón. Lo tapamos con aluminio y lo dejamos otro mes en reposo.

     4- Transcurrido este mes lo colamos y pasamos a botellas bien cerradas. Se sirve muy frío. Se pueden guardar en el congelador, ya que su  contenido en alcohol impide que se congelen.

 

     Aprovechando que aquí me queda sitio voy a explicar una cosa que muchas personas no tienen claro: La diferencia entre vino, licor y aguardiente.

     El vino es el resultado de fermentar cualquier fruta con una levadura y por lo tanto transformar los azúcares en alcohol. Uno de estos vinos, el de uva, por la importancia adquirida, ha monopolizado el nombre genérico.

     El aguardiente. Si cualquier tipo de vino de frutas lo destilamos nos dará un aguardiente.

     Si el vino de uva lo destilamos nos dará coñac. Si destilamos la cerveza, nos dará whisky.

     Todos los aguardientes necesitan después una crianza y un envejecimiento, normalmente en barricas de roble.

     Los licores son bebidas azucaradas que parten de un aguardiente ya elaborado como base, al que se le agrega trozos de fruta o condimentos que le aportan sabor. Se mantienen en maceración hasta que los sabores se han unido.

 

BAILEYS CASERO

- 1 Bote de leche condensada pequeño

- 1 Bote de leche evaporada

- 2 Cucharadas soperas de café soluble

- 2 Cucharadas soperas de azúcar avainillada

- 2 Yemas de huevo (si se consume antes de 3 días)

- Un tercio de litro de whisky o al gusto

 

     Se baten todos los ingredientes juntos durante un minuto aprox. Se guarda en una botella bien cerrada. Guardar en frigorífico y servir muy frío.

     Antes de servir hay que agitar bien la botella, porque la leche condensada se queda en el fondo.

 

LICOR DE MIEL

1 l. de orujo o de vodka

1/2 l. de agua

1/2 kilo de miel

2 Palos de canela

Hojas de menta

2 Limones

2 Naranjas

 1- Se añade la miel al agua hirviendo y se remueve hasta que esté totalmente disuelta.

 2- Se pone el aguardiente en un bote de boca ancha y cierre hermético.

 3- Se parten en trozos finos los limones y naranjas y se añaden al aguardiente.

 4- Se añade la canela y la menta.

 5- Se añade la disolución de agua y miel.

 6- Se agita bien hasta que todo quede perfectamente mezclado.

 7- Se deja macerar durante, al menos, un mes.

 8- Agitar todos los días

     Después de macerado se filtra con filtro de lino o algodón. Nada de papel.

 

LICOR TÍA MARÍA

2 l. de agua

1 Kg. de azúcar

2 Cucharadas soperas de café instantáneo

4 Saquitos de té

1 l. de alcohol etílico de 95º

Unas gotas de esencia de vainilla

 

Si ponemos orujo habrá que aumentar la dosis

para compensar la diferencia de alcohol

     - Hervir el agua y cuando inicie la ebullición agregar el azúcar. Bajar a fuego lento.

     - Remover con calma hasta que adquiera consistencia de almíbar. Retirar del fuego y añadir el café instantáneo, el té y la vainilla. Tapamos y esperamos a que enfríe.

     - Añadimos el alcohol. Dejamos en reposo 7 días en lugar oscuro y fresco, no en frigorífico. Colar pasado este tiempo.

     - Servir muy frío. Si se considera que está muy fuerte, añadir agua.

LICOR DE FRESAS

     Se lavan 1/2 Kg. de fresas y se secan. Se retiran las hojas y se cortan en cuatro trozos. Se introducen en un recipiente de cristal que se pueda tapar y se incorporan 375 gramos de azúcar. Se agita y se deja en reposo durante una hora.

     Pasado este tiempo se incorpora una botella de vodka (700 ml) o la misma cantidad de orujo. Hay que remover el recipiente hasta que el azúcar se haya disuelto. Dejar en reposo durante 24 horas.

     Pasado este tiempo se cuela utilizando un colador con una tela de algodón en su interior. Si hace falta se cuela dos veces. Y, si está demasiado fuerte, se añade agua.

LICOR DE CAFÉ

1/2 Kg. de café natural molido

2 l. de orujo

1 l. de agua para el almíbar

1Kg. de azúcar para el almíbar

     1- En un recipiente se pone a macerar el aguardiente con el café molido. Se tapa y se deja reposar durante 24 horas.

     2- Se hace un almíbar con el litro de agua y el kilogramo de azúcar. Se mantiene hirviendo durante cinco minutos. Cuando se ha enfriado se añade a la preparación anterior.

     3- Filtramos y ya está listo para tomar

LICOR DE NARANJA

1 naranja madura

Azúcar (el mismo peso que la naranja)

1/2 taza de agua

1 litro de aguardiente

     - Se elige una naranja que quepa por la boca del frasco. Se lava y se seca.

     - En una olla colocamos el azúcar y 1/2 taza de agua. Disuelva el azúcar y deje hervir 5 minutos. Deje que se enfríe.

     - Vierta el almíbar en un frasco y añada el aguardiente.

     - Envuelva la naranja en una gasa y atela con un cordel. Suspenda la naranja un centimetro por encima del nivel del líquido. Saque la punta del cordel hacia afuera y cierre la tapa. La naranja ha quedado a un centímetro del líquido.

     - Dejelo macerar en un lugar fresco y seco durante 2 meses.

     - Pasado este tiempo la naranja estará seca y el licor habrá tomado su esencia. Ya puede embotellar.

LICOR DE HIGOS

1 Kg. de higos frescos y maduros

1/2 litro de aguardiente de orujo

250 gramos de azúcar

1 palo de canela

1 vaso de agua

     - Lava y seca los higos. Partelos por la mitad y colocalos dentro de un recipiente con tapa. Cubrelos con el orujo. Tapa el recipiente y dejalo en maceración dos semanas.

     - Cumplido este tiempo cuela los higos, disuelve el azúcar en el vaso de agua y unelo a la maceración del aguardiente. Remueve todo muy bien y vuelve a incluir los higos. Añade un palo de canela. Tapa y vuelve a macerar durante tres meses.

     - Cuela y embotella.

LICOR DE MELÓN
Muy digestivo

1/2 melón mediano

1 vaso de orujo

1 cucharada de azúcar

Unas hojas de menta para decorar

     Quitamos la corteza y las pepitas del melón y lo licuamos. Lo mezclamos todo en  una botella con tapa. Lo movemos y lo introducimos en el frigorífico hasta la hora de utilizar.

     Se puede rectificar algún ingrediente para ajustarlo a nuestro gusto