Parque Natural de Monfragüe

Jaraicejo

    La localidad tiene su origen en los años de la ocupación musulmana, a la cual debe su nombre (Zaferecejo), aunque se detectan asentamientos humanos anteriores, de época romana. Han aparecido restos en las cercanías del río Almonte, que han sido amontonados por los campesinos en las tierras de cultivo para formar lo que se llaman «villares».

 

   Importante es el puente de sillería, cuya construcción data del siglo XV. Posteriormente se amplió en el XVII con la construcción de un templete y rampa en la zona, que serviría de embarcadero.

 

   El centro urbano es un amplio espacio presidido por la iglesia. En su centro se ubica la fuente, construIda aprovechando los restos de un rollo. El ayuntamiento, en un frente, es obra del siglo XVI con soportales de arcos de medio punto sobre columnas.

 

   Se conserva el palacio-fortaleza del obispo, testigo del dominio episcopal. Viviendas y casas solariegas en la calle Talavera. Fachada con ventana esquinada de granito.

 

   La iglesia de la Asunción data del siglo XVI, época de máximo esplendor en Jaraicejo. Fue construída a iniciativa del obispo de Plasencia D. Gutierre de Vargas Carvajal y dirigida por el arquitecto Sancho de Cabrera de Trujillo. Obra de grandes dimensiones y sobrio aspecto exterior. La nave se cubre con bóvedas de crucería igual que la capilla mayor y las que se abren a ambos lados del primer tramo de la nave. Portadas renacentistas.El convento de las monjas franciscanas, del siglo XVI, pasó a ser el cuartel de la Guardia Civil.

 

   A escasos kilómetros del pueblo se levanta la ermita de Nuestra Señora de los Hitos, obra popular de mampostería con pórtico cobijando la puerta de los pies, cuya fundación nuevamente se remite al siglo XVI.

 

   Jaraicejo se emplaza en la zona que se extiende entre la penillanura de Trujillo y el puerto de Miravete. Punto limítrofe del Parque de Monfragüe. Extensión: 180 Km2