ESPACIOS PROTEGIDOS DE CÁCERES

Cuevas de Castañar de Ibor
Estalactitas
Estalactitas y estalagmitas
Estalactitas
Estalactitas
Lago interior

SITUACIÓN

 

   La cueva de Castañar se encuentra en el término municipal de Castañar de Ibor, a escasa distancia de dicha localidad, siguiendo el camino que conduce al Arroyo de los Lagares.

 

ACCESO

 

   Si se viaja por la autovía E-90, podemos tomar en Navalmoral de la Mata el desvío hacia Guadalupe, siguiendo la EX-118 por Peraleda de la Mata y Bohonal de Ibor hasta llegar a Castañar de Ibor. Desde Cáceres, tomar la carretera hasta Trujillo (N-521) y subir por la E-90 hasta un poco antes de llegar al puerto de Miravete, donde tomaremos el cruce hasta Deleitosa y desde esta localidad seguiremos para llegar a Robledollano y finalmente a Castañar. También desde la E-90 a la altura de Miajadas, podemos viajar en dirección Guadalupe por la EX-102 y desde allí por la EX-118 hasta Navalvillar de Ibor y Castañar. Más al sur, en la N-430 a su paso por Navalvillar de Pela, podemos desviarnos en dirección Guadalupe hasta llegar a la EX-118.

 

   Sobre las posibilidades de acceso a la cueva se informa en el Centro de Interpretación.

 

EQUIPAMIENTO

 

   La Cueva de Castañar de Ibor dispone de un Centro de Interpretación situado a las afueras de la localidad, aliado del olivar donde se encuentra la Cueva. El Centro cuenta con un variado equipamiento, en el que destacan las maquetas que explican los procesos geológicos que dieron lugar a la cueva, así como los procesos kársticos en general. Además se expone información sobre los valores ambientales de la zona y de la comarca de Ibores.

   A continuación del Centro se encuentra el Camping, con excelentes instalaciones.

 

HISTORIA

 

 

   La cueva fue descubierta en 1967 casualmente cuando un agricultor, vecino de Castañar de Ibor, comprobó como su arado se hundía en el suelo y dejaba al descubierto la entrada principal. Desde entonces ha sido objeto de muchos comentarios en la zona, especialmente en el momento en que empezó a emitir vapor por su entrada, creando recelos en la población. Los estudios concluyeron en que se trataba de una cueva kárstica y que el hundimiento fue debido a la apertura de un hueco sobre uno de los túneles. No obstante, el escaso número de personas que hasta ahora han estado en su interior y el ser más conocida en imágenes que en la realidad, ha dado riendas sueltas para imaginar lo que esconde en su interior.

   En el olivar en el que se halla, similar a cualquier otro en la comarca, nada hace sospechar que allí se encuentra la renombrada cueva. Tan sólo un sendero conduce hasta el lugar y la entrada no ocupa en la actualidad más de un metro cuadrado.

 

GEOLOGÍA

 

 

   La Cueva de Castañar es realmente única en su género por la peculiaridad de las cristalizaciones que se encuentran en su interior, muy interesantes a nivel geológico y también de inigualable belleza.

   Tras la angosta entrada, se accede al laberinto de túneles que ponen en contacto diversas salas o cámaras a lo largo de unos 2.300 m. El recorrido, aparentemente llano, tiene un desnivel de 30 m. desde la entrada al lugar más profundo.

   Su formación se debe a la lenta transformación de los carbonatos que componían las rocas originales y que por el efecto de aguas subterráneas provocaron su disolución y crearon, con la paciencia de los tiempos geológicos, las formas que actualmente existen.

   Las paredes están recubiertas de formaciones calcíticas y aragoníticas, dando lugar a estalactitas y estalagmitas de gran belleza. Los cristales de aragonito cubren delicadamente muchas zonas, haciendo

brillar las paredes al ser iluminadas.

   Las principales salas de las que se compone la cueva son: Sala de los Lagos, Sala de Las Planchas, Sala Nevada, El Jardín, Sala Roja, Sala Blanca y La Librería.

 

RECOMENDACIONES PARA LAS VISITA

 

Actualmente se están realizando estudios técnicos para valorar la posibilidad de hacer visitable la Cueva de Castañar, ya que la fragilidad de las formaciones geológicas que alberga en su interior y la estrechez de algunas galerías, hacen imposible el uso masivo por el público.

 

Ir al principio de página