Valle del Tiétar
Casavieja

   Casavieja dependió del Señorío de La Adrada que fue concedido por el rey Alfonso XI a mediados del siglo XIV a Rui López Dávalos, después perteneció a Álvaro de Luna y, por último a Beltrán de la Cueva. Posteriormente consiguió la carta de villazgo con sus correspondientes privilegios, tardíamente, en 1662 por parte del rey Felipe IV. Estaba citada ya como aldea en el Libro de la Montería, escrito por mandato de Alfonso XI en el siglo XIV, pudiendo pensarse que por aquel entonces alguna choza o cabaña que hubiera habido en este lugar, fuera el origen del nombre de la villa.

 

PATRIMONIO

 

   IGLESIA DE SAN JUAN BAUTISTA: La iglesia de Casavieja está dedicada a San Juan Bautista. Data del siglo XVI, de estilo barroco y mudéjar en la parte superior de su torre. Rodeada de un camino empedrado y situada, a diferencia de otros pueblos, en la entrada principal de Casavieja.

 

   ERMITA DE LA FUENSANTA: Situada en el término municipal de La Iglesuela. Allí se reúnen, cada uno de Mayo los habitantes de Casavieja y los de La Iglesuela en el día grande de la virgen.

 

   CASA DEL RELOJ O TORRE DEL RELOJ: Edificio situado en la Plaza del Reloj, totalmente de piedra y que ejerció funciones de ayuntamiento. En la torre se sitúa el reloj y la campana.

 

   COLEGIO PÚBLICO CONCEPCIÓN ARENAL: Actual colegio que cuenta con unos ochenta años de vida.

 

   AYUNTAMIENTO: Situado frente al colegio en la avenida de Castilla y León.

 

   PUENTE ROMANO DE LA MARGARA: Situado en la zona de los molinos. Sobre la Garganta de la Cereceda.

 

   PUENTE ALTO: Puente con una altura considerable situado a la salida de Casavieja en la carretera de Mijares.

 

   ANTIGUOS MOLINOS: Estos molinos tienen los siguientes nombres: El Molino de Matico, el Molino de los Sacristanes o de Gilo, Molino de los Mellados, Molino Federico, Molino de las tinajas, Molino de los Hacaeros y Molino de la Margara...Los cuales podemos conocer recorriendo esta ruta.

 

   BALCONADAS ANTIGUAS: Casavieja todavía tiene gran cantidad de balcones antiguos que crean al visitante una visión muy agradable y única al pasear por sus calles.