Comarca de La Vera
Candeleda (Ávila)

    Aunque pertenece a la provincia de Ávila, durante siglos formó parte de La Vera de Cáceres. Y así lo demuestra el Folklore, que, aunque no esté escrito, es de mayor testimonio que aquello que se escribe.. Así dice un cantar de Candeleda: "Nació mi madre serrana / en un pueblo de La Vera / que se llama Candeleda / donde se fabrica el oro, la azúcar y la canela".

   Candeleda es el pueblo de la provincia de Ávila que tiene mayor extensión, con sus 217 Km2. Gran parte de este terreno pertenece al ayuntamiento, o sea, son bienes comunes. En su término hay cumbres tan altas como el Almanzor, el techo de la Sierra de Gredos a 2.596 metros de altura y abajo, en la Presa de Monteagudo, en el Tiétar, no llega a los 300 metros de altura, habiendo, por lo tanto, una diferencia en el término de 2.300 metros.

   Como ya sabemos en la Sierra de Gredos, cada 150 metros de altura disminuye un grado la temperatura. Podemos comprender  la cantidad de flora y fauna tan diversa que hay dentro de este maravilloso término.

   Candeleda fue poblado desde los tiempos más remotos prehistóricos, así lo demuestran los innumerables hallazgos de hachas del Neolítico-Paleolítico. Tiene sepulcros de forma antropoide de influencia fenicia  , en el camino de la Fuente del Puerto, en el Cerro la Grea y en las antiguas eras de trillar.

   Su castro celtibérico del freíllo es el mejor conservado y explorado, pero existen otros castros menores dentro del término. En la parte del sur, pegando a las Riberas, está el castro de Postoloboso "Puerto de Lobos", un antiguo bosque sagrado donde, parece ser, que daban culto a las divinidades célticas. Posteriormente, en la Edad Media, hacia el siglo XI, San Bernardo de Candeleda, un monje cluniacense, se asentó en estos parajes. Después se reedificó allí una iglesia, donde se pueden apreciar inscripciones latinas y visigodas en aras empotradas en sus muros.

   El asentamiento actual de Candeleda procede de la Edad Media. Primitivamente dependió del Señorío de Oropesa, pero se independizó hace más de 600 años conservando de ello el Rollo o Picota al oeste del pueblo y próximo a la Garganta de Santa María.

   Candeleda tuvo una fortaleza de la cual no nos queda más que una indicación de su primitivo asentamiento, la Plaza del Castillo. Los monumentos principales son: La Iglesia Parroquial, de un estilo románico popular, situada hacia la parte saliente del pueblo. El Santuario de Nuestra Señora de Chilla, la gran devoción de Candeleda, a unos 7 Km. de distancia, con acceso en coche. Un lugar incomparable, con una vegetación exuberante.

 

FIESTAS

 

   El segundo domingo de Septiembre en honor a Nuestra Señora de Chilla. Los festejos duran de 10 a 11 días con corridad de toros y atracciones de todas clases. La fiesta comienza muy de mañana con los devotos que suben al Santuario, muchos de ellos, a pie y después, ya por la tarde, se traslada la Virgen a Candeleda.

   Candeleda está situada en una llanura feraz y , poco más o menos, en medio de la Comarca de La Vera, incluida la de Ávila y la de Cáceres. Si algún día llegamos a recuperar la antigua jurisdicción y nos constituimos en una única provincia, Candeleda sería la capital.

 

Extensión del término: 217 Km2.     Altitud: 430 m.     Habitantes: 5.176

 

Ir a principio de página