ESPACIOS PROTEGIDOS DE CÁCERES

Canchos de Ramiro

   La ZEPA "Canchos de Ramiro" se extiende a lo largo del tramo bajo del río Alagón, un poco antes de su desembocadura en el ríoTajo. Ambos ríos, por el efecto de la presa de Alcántara, presentan sus cauces regulados y sus riberas oeiginales han quedado cubiertas por el agua debido al aumento de cota de inundación.

   Una cadena de sierras cruza las vegas fértiles del Valle del Alagón, siendo el final de un arco montañoso que atraviesa la provincia de Cáceres desde Las Villuercas, pasando por el Parque Natural de Monfragüe (Sierra de Santa Catalina y Sierra de Corchuelas) para terminar en Portugal, constituyendo uno de los corredores naturales más importantes de Extremadura.

   La ZEPA se ubica a lo largo de la cadena montañosa formada por la sierra de Caballos, Sierra de la Garrapata y Sierra de la Solana, así como el curso del Río Alagón y su confluencia con el Río Árrago, que nace en Sierra de Gata, al norte del espacio.

   La ZEPA ocupa una superficie de 6236 Has. e incluye terrenos pertenecientes a los términos municipales de Cachorrilla, Casillas de Coria, Ceclavín, Cilleros, Moraleja, Pescueza y Zarza la Mayor.

 

ACCESOS

 

   Las mejores posibilidades de acceso parten desde la N-630, entre cáceres y Plasencia. Desde Cáceres, una vez que rebasamos el embalse de Alcántara y antes de la localidad de Cañaveral, tomaremos el desvío a la izquierda hacia Coria, por la EX-109. En Portezuelo, seguimos en dirección a Acehuche, Ceclavín y Zarza la Mayor, atravesando la carretera el Río Alagón, justo al sur de la ZEPA.

Otra alternativa para acceder al norte de la ZEPA es desde el Puerto de los Castaños, en la N-630 pasado Cañaveral, desde donde podemos continuar hasta Torrejoncillo y llegar sin dificultad hasta Pescueza y Cachorrilla.

   Desde el sur, la mejor alternativa es desde Alcántara, tomando la carretera que cruza el Tajo por el famoso puente romano y nos conduce hasta Ceclavín.

   Actualmente la ZEPA "Canchos de Ramiro" cuenta con señalización en sus límites principales y paneles temáticos ubicados en puntos estratégicos. Desde Cachorrilla parte un itinerario hacia los Canchos de Ramiro, a través de la dehesa boyal.

 

FLORA Y FAUNA

 

   La construcción de la Presa de Alcántara ocasionó la pérdida de la vegetación de las riberas, que originalmente cubrían los ríos Alagón y Árrago, en la que predominaban chopos, sauces, fresnos y alisos formando bosques galería. Actualmente sólo quedan retazos en algunos tramos altos, incluso en las laderas de las sierras y en determinados arroyos. Por tanto, la vegetación de las orillas es la característica de las laderas montañosas de los riberos del Tajo y sus afluentes, predominando los encinares y alcornocales asociados a diferentes especies como madroño, durillo, labiérnago, lentisco y olivilla. En las zonas menos afectadas por el efecto de los cambios de nivel del agua persisten formaciones de tamujos, especialmente en alguecto del agua. Los acebuches suelen estar acompañados por aladierno, esparraguera blanca, rusco y nueza negra. Algunos acebuchares han sido transformados en olivares, aprovechando la potencialidad de terreno para su cultivo.

   Los charnecales formados por la cornicabra, especie similar al lentisco pero de hoja caduca, ocupan grandes zonas de las laderas de umbría, siendo una vegetación muy representativa de los riberos. Su presencia se hace más evidente en invierno, cuando el tono rojizo de sus hojas destacan entre el verde follaje.

   Los encinares se mantienen como monte bajo en numerosas zonas, desarrollándose prácticamente sin la intervención del hombre y formando manchas densas con jara pringosa, brezo rojo, brezo blanco y aulagas.

   En gran parte de la ZEPA, la vegetación natural ha sido sustituida por repoblaciones de pinos y eucaliptos, que ocupan grandes extensiones en las laderas de las principales sierras.

   La importancia de las poblaciones de aves existentes en este tramo fluvial fueron decisivas para dar prioridad a su clasificación como ZEPA. Así, destacan las especies nidificantes en sus cantiles fluviales, como cigüeña negra (5 parejas), alimoche (10 parejas), buitre leonado (más de 100 parejas), águila real (2 parejas), águila perdicera (3 parejas), búho real y halcón peregrino. También es territorio de águila imperial, el ave más amenazada de la fauna extremeña.

   En algunas laderas inaccesibles nidifica el buitre negro, así como águila culebrera, águila calzada, milano real y gavilán.

   Durante el invierno, la enorme producción de pequeñas aceitunas de los acebuche, constituye el principal recurso de miles de aves, como petirrojo, curruca capirotada, zorzal común, mirlo común, mirlo capiblanco y estornino pinto.

   En las aguas de las colas del embalse es posible observar cormorán grade, somormujo lavanco, zampullín chico, garza real, garceta común, cigüeña blanca, ánade real, ánade silbón, ánade friso, porrón común, gaviota reidora y gaviota sombría.

   Las especies de peces de mayor interés son el barbo comizo, la boga, el calandino y la colmilleja. La abundancia de peces y de cangrejo rojo, así como la tranquilidad del lugar, permite que haya varias parejas de nutrias en los ríos y sus afluentes.

   Otros mamíferos comunes en la zona son gineta, gato montés, meloncillo y tejón.

   El jabalí es abundante en las manchas de monte y una de las piezas más importantes de caza mayor.

 

ITINERARIO DESDE CACHORRILLA

 

   Partimos de la Ermita del Cristo, situada a la salida de la localidad de Cachorrilla en dirección a Ceclavín. Sale un camino a la derecha del templo entre dehesas de encinas y huertos dominados por olivos. higueras y almendros.

 

   Enseguida tenemos que cruzar un paso canadiense, para continuar por el ramal de la izquierda. Siguiendo este camino llegamos al arroyo de la Higuera, que pasamos con facilidad por el vado existente.

 

   Desechamos un ramal a la derecha, para continuar por el camino de la izquierda, que nos lleva hasta una cancela. La cruzamos y continuamos sin tomar un posterior cruce que nos encontraremos.

 

   Tenemos que caminar otros 15 minutos hasta alcanzar la casa de Ramiro, típica construcción de la zona elaborada a base de pizarras. A otros 300 metros nos topamos con otra cancela. Tras caminar un Km. más, llegamos a una zona recreativa con algunos bancos y barbacoas. Ascendemos la última loma y, ante nosotros, aparece la portilla que da paso al río Alagón, justo después de morir el río Árrago en él. En estos farallones crían buitres, águilas, alimoches y cigüeñas.

 

   El regreso lo realizamos por el mismo camino.

 

RECOMENDACIONES

 

   La navegación en todo el Embalse está limitada desde el 1de enero hasta el 31 de julio para proteger las aves nidificantes en los cantiles fluviales y en las orillas, muy sensibles a la presencia humana.

   La utilización de embarcaciones con o sin motor requiere autorización de la Dirección General de Medio Ambiente.

   No se deben realizar otras rutas diferentes a las recomendadas, especialmente en las zonas de riberos. Debe evitarse aproximarse a los cantiles fluviales, especialmente de febrero a junio, período en el que las especies más sensibles (cigüeña negra, águila perdicera, alimoche, águila real) se encuentran nidificando...Y, por supuesto, no hacer fuego.

 

Ir al principio de página