Valle del Jerte
Cabezuela del Valle

   Se encuentra ubicada en la parte central del Valle del Jerte, a unos 515 m. de altitud sobre el nivel del mar. Comunicada por el Puerto de Honduras con Hervás y a través de la carretera nacional 110 con Plasencia. Bañada por el río Jerte. En este punto es donde mejores y más charcos forma: Picaza, Pesquerona..., con una pendiente del 2’5 % aproximadamente.

   Los orígenes del pueblo no están claros. Se sospecha que en tiempos prehistóricos hubo asentamientos. El primer núcleo de población surge en la Aldea y, a partir de ella, se extiende progresivamente al resto del pueblo. Las diversas culturas se fueron sucediendo en Cabezuela: con un asentamiento importante y duradero: los judíos. En su término municipal se encuentran los restos del despoblado de Vadillo.

 

   La economía cabezueleña se basa fundamentalmente en la agricultura y más concretamente en el cultivo de la cereza.

 

   Es de destacar que la fisonomía urbanística se encuentra mediatizada fundamentalmente por la presencia judía en la localidad. Herencia judía son, por ejemplo, las callejuelas estrechas y retorcidas y los alerones notablemente salientes.   El urbanismo se ve condicionado por el paisaje, grandes cuestas debido al desnivel del terreno y a la presencia del río, ya que el pueblo ha crecido de forma paralela a su cauce.

 

   El adosamiento arbitrario de unas casas a otras ha generado calles irregulares. Son típicas las casas entramadas de madera con soportales y pórticos.

 

   La iglesia de San Miguel Arcángel se encuentra enclavada sobre la antigua sinagoga judía. Posee una sola nave dividida a su vez en cuatro tramos. Su aspecto robusto está reforzado por cinco contrafuertes al exterior que, en el interior, se corresponden con arcos fajones. Con coro a los pies y un precioso retablo barroco en la cabecera completamente dorado, que posee una gran calidad artística. Los dos accesos son bastante sobrios, sin apenas decoración. La torre de campanas adosada a la construcción es más antigua que el resto de la obra.

 

   Otras construcciones religiosas son las ermitas, todas pertenecientes al período barroco (siglo XVIII). La más importante, tanto por su riqueza artística como por la devoción de las gentes de Cabezuela, es la de su patrona: La Virgen de Peñas Albas. Destaca en esta ermita el retablo, las pinturas de la bóveda y la propia imagen de la Virgen. La arquitectura al exterior es bastante sobria.

 

   Dentro de las fiestas populares es interesante destacar «La Quema del Judas». Monigote relleno de paja, pólvora y petardos, que es paseado por todo el pueblo. Se le prende fuego en la noche del Sábado de Gloria a las doce de la noche en las orillas del Jerte.

 

FIESTAS

 

25 de Marzo: Nuestra Señora de Peñas Albas.

 

Media noche del Sábado Santo: Quema del Judas.

 

25 de Julio: Santiago Apóstol.

 

26 de Julio: Santa Ana.

 

8 de Septiembre: Feria del Ganado.

 

Superficie: 65 K2.     Altitud: 515 m.     Habitantes: 2430

 

Ir a principio de página