Valle del Jerte
Barrado

   Nace como núcleo pastoril a finales del medioevo, recostado entre dos valles, El Jerte y La Vera. Obtiene el título de villa en el siglo XVIII.

 

   Pueblo con aires pintorescos debido a la disposición urbana adaptada a la pendiente, y a la conservación de su arquitectura popular. Se confunde el entramado de adobe y madera con los muros de mampostería, más propios del aspecto serrano.

 

   El Barrado se sitúa en los escabrosos parajes de la falda de la sierra Bernabé, a caballo entre la Vera y el Valle del Jerte, en el extremo occidental de ambas comarcas.

 

   Poseedor el caserío de casas que ennoblecen sus fachadas con dinteles inscritos y sillares en recercos de vanos.

 

   La iglesia parroquial es el monumento más destacado. El templo, consagrado a San sebastián, es una sólida construcción iniciada en el siglo XVI y rematada en el XVIII. Interior de una sola nave con cuatro tramos delimitados por arcos de medio punto que soportan una estructura de madera a doble vertiente. Se conservan tres retablos del siglo XVIII, siendo más destacado el mayor con decoración barroca.

 

   A destacar además la ermita de Nuestra Señora del Viso, edificio popular del siglo XVIII con retablo de la misma época.

 

FESTEJOS:

 

20 de Enero, San Sebastián

 

24 de Junio. San Juan

 

Primer Sábado de Agosto, Santisimo Cristo

 

15 de Agosto, Ntra. Sra. del Viso

 

9 de Mayo, San Gregorio

 

Extensión: 19’6 Km2     Altitud: 796 m.     Habitantes: 580