Comarca de La Vera
Arroyomolinos de La Vera

   Su nombre tiene que ver, sin duda, con las corrientes de agua que cruzan su término: Arroyo de San Pablo, arroyo del Horco o garganta de la Desesperada. También, efectivamente, quedan restos de molinos. Su jurisdicción es pequeña.

 

   Su iglesia fue construida en el siglo XV, con sillar de mampostería graníitica y en su interior, un retablo rococó. Posee, igual que en Pasarón, una torre separada de la iglesia por una calle, anterior a ésta y de origen defensivo. Dos bellas plazas posee Arroyomolinos. En una está la Iglesia y una preciosa fuente y la otra, la de la Atalaya, forma un espléndido mirador sobre los campos circundantes.

 

   Existen muchas bodegas particulares donde elaboran sus afamadas pitarras, hoy puede que sean las mejores de La Vera.

 

   Sus fiestas principales son: La Conversión de San Pablo, el día 25 de Enero y San Roque, del 16 al 18 de Agosto.

 

   Se puede ir de excursión a la cascada de la Desesperada, a 3 Km. del pueblo y en la garganta del mismo nombre

 

   Sus principales fuentes de ingreso son la agricultura y la ganadería.

 

Superficie del término: 25 Km2.     Altitud: 617 m.     Habitantes: 616